26 de septiembre de 2008

"Worst Week": la mejor aplicación de la ley de Murphy

La ley de Murphy dice que todo lo que pueda salir mal, saldrá mal. O puede que nunca dijese eso, pero los calendarios basados en ella lo recalcan bastante. La lógica dice que cualquier cosa puede salir bien o mal o incluso de las dos formas si se mira desde más de un punto de vista. Así que, siguiendo esta ley, como todo puede salir mal, todo saldrá mal. Ey, cómo se nota que en BUP sacaba siempre un 10 en cualquier examen que fuese sobre silogismos.

En casi todas las series o películas sabes que, para desgracia de Aníbal Smith, los planes siempre van a salir mal, sobre todo si se trata de una comedia televisiva. Es una regla fundamental de los guiones: sin conflicto, todo carece de interés. Si alguien planea algo para salirse con la suya y aún otra escaramuza para cubrir su entuerto anterior, tenemos claro que se va a montar la de San Quintín.

Por ese motivo llama la atención encontrar una serie en la que todo sale mucho peor aún que en las habituales. Es decir, se hace llamativo que con esta premisa se diferencie de otras series en lugar de ser lo mismo, pero más exagerado. Pero lo logra. Se trata de "Worst Week", que se ha estrenado esta semana (ya que el blog de El País sobre series no ha dicho nada sobre ésta, me adelanto yo dando un juicio sobre su primer capítulo y recomendándola).

Durante todo el visionado nos debatiremos entre los nervios producidos por ver que nada sale como debería y la carcajada por lo cafre que puede llegar a ser la serie. Pero no cafre en plan guay, como muchas de esas series que presumen de ser rompedoras por poner una pareja gay interracial, sino cafre casi sin darle importancia, de forma desenfadada y sincera, como nos gusta por aquí.

Los protagonistas no son muy conocidos, -aunque la ausencia de nariz de Erin Hayes me parece haberla visto en otra parte –, salvo por Kurtwood Smith, quien hacía exactamente el mismo papel en "Aquellos maravillosos años '70". Y es que cuando un actor borda un personaje, ¿para qué tratar de desencasillarlo? De él parte casi todo el humor de este primer capítulo. La madre está interpretada por Nancy Lenehan, episódica de muchas producciones para la pequeña pantalla. Al protagonista le da vida Kyle Bornheimer ("The Unit" o "Jericho").

No sé si serán capaces de mantener el nivel de intranquilidad y vergüenza ajena durante toda la serie, pero al menos en el primer capítulo presenciaréis algo completamente diferente a lo hecho hasta ahora, un humor en una clave novedosa y muy efectiva.

Todo se entiende si se tiene en cuenta que "Worst Week" está basada en una serie británica, "The Worst Week of My Life", de la BBC. Sobre todo lo de diseñar un formato en el que cada capítulo es un día y dura sólo una semana, pues para R. U. lo de siete entregas es incluso un despilfarro. Pero también el tipo de humor, especialmente si recordamos lo que nos desesperaba Mr. Fawlty, el dueño del b&b al que encarnaba John Cleese en "Fawlty Towers".

13 comentarios:

  1. Y ¿esta serie está doblada al español?

    ResponderEliminar
  2. Norl. De momento, acaban de emitir un capítulo en EE. UU. o sea que se puede encontrar, quizá, con subtítulos chapuceros de Internet. La inglesa a lo mejor sí que tiene ya subtítulos buenos, pero que yo sepa, aún no la ha doblado nadie. Si acaso algún canal la comprase, ya avisaríamos. Paco Fox sería quien nos podría decir si sus canales están en ello.

    ResponderEliminar
  3. Yo también estoy harto de esas series supuestamente incorrectas pero que en realidad son lo que un público "guay" y profundamente bienpensante quiere ver. La "Worst week" ésta que comentas tiene buena pinta. Es anglosajona, asi que seguramente la compra algún canal español.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Gaspar Hauser. Sí, es un rollo oír hablar a la gente de determinadas cosas como si fuesen muy rompedoras cuando es todo de lo más postizo para llamar la atención.

    Anoche vimos el primer capítulo de la versión original de esta serie, "The Worst Week of my Life". Es distinta. Empieza peor porque tiene mucho menos ritmo y las cosas que le ocurren son mucho más tópicas (¿cuántas veces habéis visto lo del anillo de boda que se lo prueba alguien que no es la novia y no se lo puede quitar o que sea cae por un sumidero?), pero luego se va entonando y los minutos finales son graciosos.

    ResponderEliminar
  5. yo intentaré verlo aqui http://www.cbs.com/primetime/worst_week/ con un proxy que le haga creer que estoy en EEUU... a ver si funciona. Ya diré.

    ResponderEliminar
  6. Ahora sí: ya se ha pronunciado el autor del blog que señalaba antes y ha dicho que no es regularcilla. Qué previsibles son los culturetas. Cuando escribí el post iba a decir algo así como que sus opiniones me sirven perfectamente para elegir: lo que no le guste a él, me lo bajo; lo que diga que es genial, seguro que es una de ésas series que van de modernetas y rompedoras, que se creen muy adultas porque emiten por cable o que son sólo para público minoritario. Y lo ha confirmado. Lo sabía.

    ResponderEliminar
  7. jo, cómo eres, pensaba que se había estrenado aquí, como ponías lo del país..

    pues nada, seguiré esperando a ver cuándo vuelve house..

    ResponderEliminar
  8. Pues sí, yo no me espero ;) . De hecho, ya he visto dos capítulos de "House", que es mi favorita. Al final no pude pasarme por aquello de Malasaña porque tuve que hacer un trabajillo. En otra ocasión será.

    ResponderEliminar
  9. Otra cosa que también era de esperar (es que soy tan lista que lo adivino todo, cómo soy, ejejej): el segundo capítulo ya se convirtió en algo convencional con chistes que se han visto en otros sitios y con un nivel de ley de murphy/vergüenza ajena mucho más equiparable al de cualquier otra telecomedia. Sigue estando bien, pero no es el despliegue que hicieron para el primero. A la serie británica le pasa también esto: está bien, pero dentro de lo normal que se puede encontrar en comedias televisivas.

    ResponderEliminar
  10. El piloto es YA un clásico contemporáneo.

    ResponderEliminar
  11. me lo bajé y pchsssss. Creo que podría ser mucho más cruel. Y si encima se ha descafeinado... En crueldad me supongo que gana House. No la veo, pero lo poco que he visto, tiene mucho de eso. Seré cultureta, seguramente.

    ResponderEliminar
  12. En realidad, muy cruel no es. Me llamó la atención porque era distinto a otras sitcoms, pero claro, después de leer que va a ser rompedor, supongo que ya no sorprende, lógicamente ;)

    House mola muchísimo más.

    ResponderEliminar

Tu comentario se publicará tras la moderación.