¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

28 de julio de 2006

The Who: ¿cuál generación?

Los supervivientes de Los Who, Roger Daltrey y Pete Townshend, dieron anoche el que hasta ahora es su único concierto en España.

Fue en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. El concierto fue entretenido y trepidante. Townshend hizo girar su brazo con su gesto característico y mostró buen humor además de la maestría que le ha valido un lugar entre los mejores guitarristas de la historia. El grupo demostró que no le falta energía y mucho menos himnos con los que deleitar a seguidores de todas las edades y de distintos estilos, desde los más “mods” hasta mucho “friqui”, pasando por numerosos melenudos de más de cuarenta años. Recuperaron el caos y la furia de antaño después de ciertas actuaciones en las que les habían tachado de acadénmicos, especialmente con orquesta.Las tres canciones que dan comienzo hoy en día a las distintas versiones de la serie CSI fueron las más coreadas por el público, mucho más aún que la legendaria ‘My generation’. Tanto esta última como ‘The Kids Are Alright’ resultan extrañas de la boca y la guitarra de unos señores que han cumplido hace tiempo los sesenta. Pero a la segunda le han sabido dar una vuelta para hablar de los críos de hoy en día y decir que siguen estando bien.

De ‘Quadrophenia’ escogieron la espectacular ‘Love Reign O’er Me’ y ‘Drowned’, que Townshend presentó diciendo que era la primera vez que tocaba la guitarra acústica en la cuna de la guitarra acústica, España. Se dejaron todos temazos los de ‘Tommy’ para unos poderosos bises: ‘Amazing Journey, ‘Pinball Wizard’, ‘See me, Feel Me’ y ‘Listening to you’. Los grandes temas con los que deleitaron a un público que no llenó las gradas ni la pista del Palacio, fueron ‘Behind Blue Eyes’, ‘You Better You Bet’, ‘Substitute’, ‘I can’t explain’ ‘The Seeker’ ‘Anyway, Anyhow, Anywhere’ …

En sustitución de los miembros desaparecidos, Pino Palladito se ocupaba del bajo que antes había llevado John Entwistle y Zach Starkey, el hijo de Ringo Star, de la batería de Keith Moon. Acompañaban John "Rabbit" Bendrick en los teclados y Steve Townshend, el hijo de Pete, en la guitarra rítmica. Todos ellos con un más que digno resultado.

Para quien no pudiera verlos y tenga ganas, aún queda una cita mañana en Zaragoza. Si no puede asistir, puede adquirir por Internet un DVD y un CD audio con la grabación del concierto que prefiera de toda la gira. Afortunadamente, prometieron que volverían.