¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

20 de febrero de 2007

¿Qué me pasa, doctor?

Muchas veces los títulos no los pone el traductor o la traductora, sino que los decide alguien de la distribuidora. Y estas decisiones de la distribuidora suelen dar con títulos completamente diferentes al original. De ésos hay cientos, pero no son los que me ocupan, sino aquellos que se han traducido mal, no por decisiones -correctas o erróneas-, sino por desconocimiento.

Un ejemplo más que flagrante es el título de la genial película ¿Qué me pasa, doctor?. Como habréis observado, en este film de Bodganovich no aparece ningún doctor y a nadie le ocurre nada.

El título original es What’s up, doc? (1972), es decir, la frase habitual de Bugs Bunny, el conejito de la Warner. Se titula así porque en un momento de la película, en la tele del avión se ven dibujos animados de Bugs Bunny y eso hace tomar una decisión a uno de los protagonistas. Además de que es una frase que suele entonar, de forma burlona, Barbra Streisand. La frase de marras, en los doblajes de los dibujos animados, se tradujo con un bonito juego de palabras como: “¿Qué hay de nuevo, viejo?”. Muy buena traducción.

Bien, pues ése debería haber sido el título español de la película. Y, si ese título no gustaba o sonaba muy alejado del estilo del film, se podría haber buscado otro totalmente distinto, pero que tuviera que ver con la cinta. El que se le puso no sólo no reproduce la intención de quien dio título en el original a la película, sino que además, no tiene nada que ver con su contenido.
Existen numerosos títulos mal traducidos. En ocasiones, suenan mejor que una traducción más cercana o nos suenan bien ahora porque nos hemos acostumbrado a ellos.