¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

6 de abril de 2009

La última falta gramatical

Esta entrada, por el tono serio y de crítica profesoril inaguantable que tiene, pegaría más en mi otro blog, pero como no va sobre una traducción, lo tengo que poner aquí. Lo siento.

Me da la sensación de que esto de los defectos en el habla y la escritura va por modas. Las cosas se extienden: las personas se las oyen a otras gentes influyentes y las imitan. O quizá es sólo que, cuando me doy cuenta de una, la veo en todas partes.

La que me está llamando más la atención en los últimos meses es una falta de concordancia en frases como: "Yo soy una persona que me crezco" (lo correcto sería "Yo soy una persona que se crece") o "soy yo la que te quiero", que debería ser "soy yo la que te quiere".

Una indicación de que es reciente se encontraría en la canción de Pimpinela "Olvídame y pega la vuelta" (1983), donde no dice "porque ahora soy yo la que quiero estar sin ti", sino un correctísimo: "porque ahora soy yo la que quiere estar sin ti".

Como siempre decimos, no pasa nada porque el usuario común de nuestro lenguaje cometa fallos que pueden incluso deberse al despiste, sobre todo si nos encontramos en un discurso oral no preparado (este fallo en concreto suena a ruptura del discurso y recuperación con una frase diferente). Lo malo es que esto llega a los medios. Es habitual escucharlo en locutores de espacios televisivos e incluso verlo en prensa. Por ejemplo, me encontré una de este estilo en un anuncio de Orange que debería decir: "si eres de los que hablan..."

Lo que se emite o publica en idiomas autonómicos sufre una vigilancia extrema para que su redacción se ajuste a lo que en esos momentos es normativo. Sin embargo, nadie vela por el castellano exigiendo corrección a quien tiene la oportunidad de hablar habitualmente por radio o televisión ni a quien saca documentos escritos a la luz pública.