¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

18 de agosto de 2007

En inglés todo son marcas

Lo que hacemos aquí con los clínex, la epileidi, el tip-ex y poco más, allí lo hacen con todo. Tienen incluso verbos hechos de las marcas, por ejemplo, no dicen “voy a hacer una fotocopia”, sino “I’m gonna Xerox this”. O algo que casi se ha tratado de trasladar: “I’ll Google you”.

A la hora de traducir me imagino que esto debe de suponer un pequeño problema. Por un lado, el diálogo escrito con todas estas marcas suena mucho más natural y contemporáneo que el empleo de las verdaderas palabras. Por otro, a nadie le gusta hacer publicidad de manera gratuita.

Y, además, quizá son marcas que aquí no se conocen y entonces entraría la cuestión de las referencias que ya comenté en este artículo. Algunas sí son comunes, como velcro, aspirina, frisbee, jacuzzi, Technicolor, Teflon, Post-it, etc..

Band-Aid es una marca que en inglés se utiliza como genérico de tirita, pero es que quizá la palabra española también es una marca. En otros países dicen curita, que creo que sí es marca con seguridad. Q-Tip son los bastoncillos de las orejas. Scotch Tape sería nuestro celo, que proviene de celofán y allí también es una marca Cellophan.

Estos epónimos se deben probablemente a que la sociedad va más rápida que el lenguaje. Se inventan cosas nuevas y no hay nombres para ellas. Así que no hay más remedio que llamarlas como sea. Hoy en día, lo que hacemos en España es tomar los nombres de toda la tecnología del inglés. Pero incluso los angloparlantes se ven en esta situación y terminan por convertir en nombre las marcas registradas.

No siempre el resultado es que se les haga publicidad, en ocasiones, la marca originaria se queda vacía, ya que la generalización es tal que nadie recuerda ya que eso comenzó como nombre comercial. Por ejemplo, la cremallera inglesa o “zipper” viene de una marca. Al parecer, las empresas dedican millones de dólares en publicidad para evitar que les ocurra esta generalización. Por ejemplo, Coca-cola ha ganado juicios a restaurantes que dicen que sirven Coca, pero que ponen otra marca.

En la Wikipedia suele haber de todo. Y, ¿cómo no?, también he encontrado una lista de marcas que se utilizan como palabras. Me ha sorprendido leer cosas que no sabía que eran marcas, como trampolín o heroína.

Claro, todo lo que comentamos en el blog, en la era de Internet parece sencillísimo de averiguar y por lo tanto, puede parecer hasta tonto que lo saquemos a colación. Sin embargo, antes de que existiese la red global, también se hacían traducciones. Y todas las personas que se encargaban de ellas no tenían más remedio que conocer estas cosas de memoria, ya que preguntar todas las dudas por teléfono a alguien del extranjero les costaría más de lo que fuesen a recibir por la traducción y para cartas tradicionales no había tiempo. O bien eso, o bien se inventaban la traducción.