¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

5 de octubre de 2007

El "gran" hermano no era más que el hermano mayor

Si nos referimos a una traducción que procede de un libro —quizá el mejor libro escrito en toda la historia— y que se ha escuchado tal cantidad de veces que la tenemos completamente asumida, costará un trabajo mayor del habitual hacernos a la idea de que se ha caído en una literalidad excesiva y de que no es la traducción más exacta o más correcta que se podría haber hecho.

Me refiero, cómo no, al "Gran Hermano" de 1984, del genial George Orwell. Como sabremos de sobra, la expresión viene del “Big Brother” que, literalmente sí, es un hermano grande, claro. Pero lo que quiere decir esta frase es “hermano mayor”.

No dispongo de la versión traducida del libro y en Internet encuentro referencias al libro con las dos expresiones, “hermano mayor” y “gran hermano”, por lo que confío en que se haya publicado la novela con la primera y más acertada forma.

Sin embargo, todo lo que ha venido después y, por ende, las conversaciones que ha habido con respecto a las quasi-predicciones de Orwell ya se hacen siempre con la expresión “gran hermano”.

Admitimos que, si lo llamamos “gran hermano”, suena más ominoso y terrible y así lo concibió su autor. También se puede conceder que, debido a que se refiere a la maquinaria gubernamental, la grandiosidad se adecua sin problemas. Pero en las intenciones de su creador no estaba nada de esto, sino presentar algo a lo que se le había dado un nombre familiar, cotidiano y que incluso podría tener connotaciones de protección y confort: “el hermano mayor”. Dentro del excesivo paternalismo de las autoridades presentadas en la obra de ciencia ficción, la forma de referirse al sistema de vigilancia como algo cercano y bondadoso se ve más lógica que la anterior.

Quizá conozcáis antes expresiones como “elder brother/sister” u “older brother/sister” y no os suene “big brother” o “big sister” para indicar a este pariente de mayor edad, pero se utiliza comúnmente, quizá de forma más habitual y coloquial que los dos primeras. Haciendo clic podréis ver varios ejemplos de su utilización en contextos que pueden ser de lo más banales.