¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

25 de octubre de 2007

Series en las que los protagonistas son “friquis”

Hace unos años existían las series en las que había algún personaje freak entrañable, como Urkel, Screech, Milhouse o Paul Pfeiffer —que no es Marilyn Manson—, pero estos seres no estaban concebidos (al menos en un principio) como protagonistas.

También se consideraba su gran número a la hora de plantearlos como público objetivo y así se han diseñado numerosas series que son muy del agrado de este colectivo, empezando por "Star Trek" y acabando con "Héroes", después de pasar por "Expediente X", por supuesto.

En cine sí se ha dado desde siempre más cabida a los empollones asociales, que es el verdadero significado de la palabra “nerd” del título Revenge of the Nerds, traducido entonces como La revancha de los novatos. Más adelante, conocimos a Napoleon Dynamite y Todd Solondz los encumbró comenzando con la protagonista de Bienvenidos a la casa de muñecas. Pero también suelen ser casos excepcionales, salvo que nos vayamos ya al significado literal de “freak” en inglés y hablemos de los psicópatas, que no son lo que aquí conocemos como “friquis”. (Mi comentario va sobre lo que aquí se entiende por un freak o friqui, no sobre personas extrañas).

En series es casi exclusivamente una novedad de nuestro siglo que los referidos “friquis” sean los protagonistas absolutos. Y ya se sabe que cuando una moda comienza, a la pionera le siguen muchos más casos.

Si hiciese una lista de las series protagonizadas por freaks ordenándolas por grado de friquismo, éste sería el resultado de menor a mayor:

10. “Chuck”

El protagonista trabaja en una sección de una tienda de electrodomésticos llamada “The Nerd Herd”, donde tiene que lidiar con compañeros de curro que le dicen cosas como “nosotros somos de Mac, somos artistas de la informática”. Todas las agencias de inteligencia se pelean por su cerebro, ya que lleva incrustados en su memoria todos los secretos del gobierno. Por suerte para Chuck, una de los agentes especiales que lo vigilan es una guapa y joven rubia con la que tendrá que fingir que está saliendo.

9. “Rockefeller Plaza” (“30 Rock”)

Tina Fey hace de sí misma o de un personaje que probablemente es muy similar a ella en una serie sobre un programa de televisión. No le gusta arreglarse, le cuesta tener citas con hombres y sus aficiones son de lo más friquis. Los guionistas que están a sus órdenes son aún peores que ella. Aunque en edad superen a los personajes de otras de las series de la lista, no se puede negar que pertenece a este colectivo.

8. “Nerd Nation”

Si os digo la verdad, no la he visto, pero merece aparecer en la lista, pues se trata de un estudio sobre los “nerds”. En 1950, el Dr. Seuss, Theodor Seuss Geisel, creó una especie animal que siempre estaba enfadada dentro de su libro If I Run the Zoo (si yo dirigiese el zoo). Desde entonces, la palabra “nerd” se emplea para describir a personas de elevada inteligencia y pocas habilidades sociales. Esta serie de documentales quiere demostrar que a veces no es tan negativo que te encajen en un estereotipo si éste se refiere a tu alto coeficiente intelectual.

7. “Beauty and the Geek”

No es que merezcan estar en el puesto séptimo porque sean menos freaks que los siguientes, pero ya que es un reality show, en lugar de una serie, he preferido no situarlo más arriba. El experimento consiste en obligar a convivir en una casa a una serie de chicas superficiales y unos cuantos freaks con la idea de que ellos les enseñen a ellas algo de cultura y ellas a los chicos cómo comportarse en sociedad. Ya se han hecho varias temporadas y existe una versión británica. Uno de sus creadores es el genial Ashton Kutcher.

También existe “Beat the Geek” que, de nuevo, se trata de un programa concurso y no de una serie. No la he visto, pero parece que consiste en enfrentar a tres freaks especializados en cine, música o televisión con un friqui invitado que se especializa en otro tema de la cultura popular.

6. “Búscate la vida” (“Get a Life”)

Se me había olvidado, menos mal que Milgrom me la ha recordado. Es una de las excepciones de series con protagonista freak absoluto que surgieron en los 90. En aquel momento, mi hermana y yo le llamábamos “el subnormal” y nos costaba encontrarle el humor, pero tiene mucho en común con una que viene más adelante: “The Winner”. También Chris vivía con sus padres y, aunque sí tenía empleo, se dedicaba a repartir periódicos, es decir, lo que suelen hacer los niños preadolescentes.

5. “El enano rojo” (“Red Dwarf”)

Otra de las pocas series relativamente antiguas en la que todos los personajes son soberanos friquis. Claro, lo de que se encuentren encerrados en una nave espacial y no puedan volver a sus planetas de origen, ayuda bastante a que se conviertan en seres asociales, sobre todo cuando sólo uno de ellos es humano y los demás son un gato evolucionado, un holograma y un ordenador con mucha mala leche.

4. “The Winner”

El título es, obviamente, irónico, ya que el protagonista es un absoluto “loser”, es decir, un pringao. Tiene treinta y pico años, aunque aparenta cuarenta, y se comporta como un adolescente: vive con sus padres (y eso en EE. UU. sí es raro), no trabaja y no sabe hablar de nada que no sean videojuegos o películas. Su mejor amigo… seamos realistas, su único amigo es el hijo de la mujer a la que quiere conquistar. Este gigantesco freak está interpretado por Rob Corddry, creador de la serie “Padre de familia”, que acaba de terminar de rodar The Heartbreak Kid para los hermanos Farrelly. En el futuro rodará What Happens in Vegas, y actuará en The Donor, cuyo guión está co-escribiendo. Es una pena, pero la serie se canceló antes de que pudiésemos descubrir cómo iba a llegar a triunfar, cosa que nos prometía en todas las cabeceras de capítulo.

3. “The IT Crowd”

Aquí podéis leer un estudio muy completo, donde además, podréis acercaros algo más a las definiciones de “geek” y de “nerd” y ya nos faltarían sólo los “dorks”. El título en español de esta serie es “Los informáticos”, así que poco más tengo que decir. Se trata de personas que no saben mantener una conversación normal en una reunión social sin mencionar bits o circuitos. Seguro que conocemos muchos así en la vida real.

2. “Freaks and Geeks”

No os dejéis engañar por el título. Los que calificaríamos de “friquis” en España en realidad son los “geeks” y los otros son más bien unos macarras apartados del grupito de gente popular. De los creadores de esta serie surge la película Supersalidos, una de las mayores cumbres de cine protagonizado por freaks, especialmente por su genial McLovin. Y también es culpable de ella Paul Feig, quien no sólo no se ha avergonzado de haber sido siempre un friqui irredento, sino que ha cometido el error de contarnos cómo se metían con él en el colegio y cómo metía él la pata con las chicas en dos libros autobiográficos: ‘Kick Me’ y ‘Superstud’. Para más inri, Feig fue uno de esos secundarios friquis célebres que mencionaba en el primer párrafo, cuando interpretó al profesor de ciencia Mr. Pool en “Sabrina, cosas de brujas”.

1. “The Big Bang Theory”

Son científicos y tienen coeficientes intelectuales que sobrepasan el 150. Sólo saben jugar con el ordenador, conectarse a Internet, tratar de demostrar la teoría de cuerdas y organizar partidas de rol. Alguno de ellos incluso es incapaz de pronunciar una palabra cuando hay una mujer delante. Son los más freaks de todos y también ganan en cantidad porque son cuatro.