¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

14 de enero de 2008

El énfasis: you, me, I

Siguiendo con lo que decía Dillinger en su anterior artículo, muchas veces en las traducciones del inglés al español se pierde el énfasis en algunas frases sólo por desatención al contexto.

Se trata de líneas de diálogo que, siendo exactamente iguales siempre en el original, unas veces habrá que traducirlas de una manera y otras, de otra. Para averiguarlo sólo hay que fijarse, como digo, en el contexto. Quizá el tono del actor pueda ayudar, pero casi siempre va a ser más lo que viene antes y después lo que nos lo indica. Por lo tanto, el tono del doblador tampoco sería suficiente par aportar ese énfasis que se pierde. Tendría que darse en la construcción en sí de la frase.

Cuando alguien dice "thank you", puede querer decir simplemente "gracias", pero en un contesto, en el que el primer interlocutor diga, "thank you" y el siguiente responda con otro "thank you", el segundo, probablemente, no estará diciendo sólo "gracias", sino "gracias a ti". Aquí el tono de voz seguramente dará la pista, pero habrá otras ocasiones en las que las frases se pronuncien de manera idéntica lleven o no ese matiz de énfasis. Por ejemplo:

"He knows a lot about gangs, when we need information about golf, we'll ask you". Ese último "te preguntaremos" en realidad debería haber sido un "te preguntaremos a ti". La construcción castellana es redundante, pero precisamente para eso está la redundancia: para remarcar, pues ese "a ti" lo que hace es indicar que será a esa persona y no a la otra, a la que sabe sobre bandas, a quien le preguntarán.

Podría continuar con ejemplos, pero supongo que cualquiera de vosotros puede pensar en varios.

En muchísimos doblajes se pierde este énfasis porque se traducen las frases sin añadir ese "a ti", "a mí", "yo"… Habría que tenerlo en cuenta. Es algo que incluso el director del doblaje puede juzgar sin conocer el idioma original, pues se puede ver por las frases de antes y de después. Así que incluso si la traducción no ha sido todo lo exacta que convendría, el ajuste podría solucionar esta carencia.

El efecto contrario también ocurre. Mientras en inglés los sujetos siempre llevan el pronombre, aquí sólo se lo ponemos para enfatizar. Cuando una traducción deja estos pronombres sólo porque en el original también están, está creando una sensación falsa de énfasis. En castellano, por ejemplo, se podría decir: "pues yo no pienso así", ese "yo" lo que está haciendo es contraponiendo a la persona que habla con su interlocutor, es decir que él o ella no piensa así, cuando el otro sí.

Si en una frase afirmativa no enfática "I'll get up at seven" (me levantaré a las siete) se trasladase ese "yo" parecería que se refiere a que hará eso a diferencia de la otra persona que se levantará antes o después.