¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

5 de enero de 2008

Tiempo para usted

Hoy en día, casi todas las tareas del hogar se han facilitado. A muchas de ellas incluso han accedido los hombres y el trabajo, más o menos, se reparte. De lo único de lo que no se ha librado la mujer y lo único que el hombre no le ha ayudado a soportar es el tener en la cabeza todo lo que hay que hacer, cosa de la que nadie se libra ni aunque tenga asistenta. Todo ello siempre se suma a las preocupaciones personales de cada una y a las responsabilidades que tiene en su trabajo. Ésta es justamente la peor parte de llevar una casa. Por lo tanto, todos los avances sociales que se supone que ha habido hacia la igualdad son falsos. Y la conciliación entre el trabajo y las ocupaciones domésticas o el cuidado de la prole sigue siendo casi imposible para las mujeres. La atadura a la casa sigue siendo la misma.

He intentado representar esta protesta en el siguiente anuncio falso:

Olvídese de estar atada al trabajo doméstico. Con solo leves movimientos de sus brazos o piernas o las órdenes emitidas directamente desde su cerebro, su casa quedará totalmente lista para recibir a las visitas más exigente.

...dará de comer a sus niños, planchará las camisas de su marido y le ahorrará la engorrosa tarea de limpiar el polvo.


Desde ahora, todo el tiempo del mundo es suyo para relajarse. ROBOT QUEEN. La verdadera liberación de la mujer.


Muchas gracias a Vitincultura por el dibujo.