¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

31 de enero de 2008

Todo lo que nos gusta lo cierran o lo dejan de fabricar

No sé si tenemos una mala pata especial o si esto le ocurrirá a todo el mundo. Siempre que nos hacemos habituales de un bar, lo acaban cerrando al poco tiempo. Si nos gusta un producto manufacturado, lo dejan de vender.

Nos ocurrió con un bar que se llamaba "Palmitas" y estaba en la calle Ruiz de Madrid. Allí la música era buenísima, tenían cervezas de importación y palomitas a granel. A lo mejor no se llamaba así y he hecho una asociación de ideas. Pues al poco desapareció y ahora es un lugar cultureta de platos carísimos y en el que catar vino.

Con otros establecimientos nos ha ocurrido igual y creo que tiene una justificación: parte del encanto era que no había que esperar, siempre encontrábamos sitio para sentarnos y no estaba saturado y, por lo tanto, lleno de humo. Eso para mí es el paraíso, pero lógicamente para los dueños de un local es la ruina.

Lo raro es que nos pasa también con la comida.

Ahora no apetece nada, pero hace pocos veranos habíamos descubierto una vichyssoise riquísima que vendían en brik. Al año siguiente no la volvimos a ver en ningún estante refrigerador. Mi madre dice que mejor porque seguro que engordaba, pero puestos a engordar, mejor con eso que con otras cosas.

Por casualidad descubrimos una mezcla de especias de la marca Carmencita llamada "Sazonador de ensaladas". Quedaba riquísimo con los cogollos con ventresca. Había tomado ese plato cientos de veces sin estas hierbas y me gustaba, pero justo cuando me he acostumbrado y que sé que no me va a apetecer tanto con otro condimento, el botecito desaparece de los supermercados.

Son los ejemplos que se me han ocurrido, pero han sido más las cosas que han dejado de existir poco después de que nos aficionásemos a ellas. ¿Seremos gafes? ¿Tendremos gustos muy raros? Como en lo primero no creo, pensaré que se trata de lo segundo, cosa que, además, no me extrañaría.