¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

20 de junio de 2008

El increíble Hulk... ¿O The Incredible Masa?

Decía no hace mucho que la reivindicación de que no se traduzcan los títulos extranjeros al español me resulta carente de fundamento. Mi argumento era que lo que para nosotros puede sonar a nombre propio o a marca registrada sin ningún sentido y, por lo tanto, puede sonar bien; en realidad para los hablantes del idioma en el que está hecha la película no suena así, sino que suena a palabra con todo su sentido. Si queremos tener la misma experiencia con un título que las personas que hablan el idioma desde la cuna y no tras haber aprendido un poco, la traducción nos dejará más cerca que el mantener tal cual las palabras.

Y justo esta tarde se estrena un perfecto ejemplo: El increíble Hulk. Este título consiste realmente en una traducción hecha a medias. Aquí nos creemos que "Hulk" es el nombre propio del personaje y como tal nos suena. Sin embargo, "hulk" es una palabra, un sustantivo común, que significa (según este diccionario) "armatoste", aplicado a personas o cosas, o "casco de barco" y "barco viejo".

Tomando esta palabra como lo que es, un sustantivo común y no un nombre propio, se hicieron las traducciones que conocemos como "La masa", que se emplearon ya para algunos de los cómics y también en la serie de televisión. Es cierto que, después de que esa cosa fuese llamada "hulk" de forma genérica, adoptó la palabra como apodo y ya se refieren a la versión hinchada de Bruce Banner con una hache mayúscula (no de "hinchada", sino de "hulk"). Por este lado es por el único por el que podríamos aceptar que se haya quedado en español con lo de El increíble Hulk. Pero es que incluso así, ya comentamos en otro momento que lo lógico con los apodos que se refieren a algo con sentido es traducirlos.

Si hoy en día para la traducción de esta película se hubiese utilizado La increíble Masa, estoy segura de que habría despertado numerosas críticas y risión por parte de los aficionados. Mucho más aún si no tuviésemos el antecedente del empleo de este término en traducciones antiguas. Pero esas personas que criticarían y se reirían probablemente de lo que no son conscientes es de que para los angloparlantes la palabra "hulk" no suena como para nosotros, a nombre propio o a vocablo inventado, suena como un sustantivo que podría ser "masa" u otras cosas similares. La experiencia exacta para una traducción sería la de poner en ese lugar un sustantivo común convertido en apodo.

La propia película en sí da la razón a todo esto cuando son los personajes que presencian al monstruo quienes le dan este nombre utilizando "hulk" como una descripción –esto ocurre en la escena en la que aparece el vídeo grabado por universitarios con el móvil en los telediarios—. La demostración de que es como digo queda patente en los subtítulos de estas secuencias, donde sí han tenido que recurrir a esa consabida "masa" para que los diálogos se entiendan.