¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

21 de julio de 2008

A Soap (Enjabonado)




El viernes 18 se estrenó en España una película de Pernille Fischer Christensen de 2006 que lleva el título de A Soap (Enjabonado). El film es una coproducción entre Dinamarca y Suecia y su título original es En Soap. Como sabréis ya, "soap opera" en inglés, es el término que se da a las interminables series televisivas o radiofónicas llenas de enredos y complicaciones.

El título original, En Soap, significa "un culebrón" o "una telenovela" o cualquier sinónimo que se quiera buscar, por lo que traducirlo no habría sido nada difícil. Según colijo de la utilización de la palabra para el título, en danés –la versión sueca del título es En Såpa, que tiene los dos significados: "jabón" y "culebrón"— se habrá adoptado el término inglés, al igual que aquí tomamos prestados tantos términos anglófonos para invenciones del terreno audiovisual que hemos importado.

No he visto la película ni creo que la vea –probablemente mi compañero de blog, Dillinger, haga los deberes por mí—, pero en la sinopsis de la cinta se habla de que uno de los personajes es aficionado a este formato televisivo: las telenovelas. Y he leído en críticas que la autora deja muy claro que lo que narra en su película es un folletín y hasta utiliza elementos estilísticos de este tipo de seriales.

Pues bien, los absurdos del título con el que nos llega a España son varios. Por un lado, se toma como si fuese su nombre original el que se ha dado en EE. UU. para presentarla en festivales: A Soap. Mal, pero en fin, se hace con todas las películas asiáticas y nos conformamos para no cambiar la configuración del teclado.

Entonces llega lo peor de todo: entre paréntesis se añade la palabra "enjabonado". Sí, ya sabemos que "soap" en inglés es "jabón" y el término utilizado para estos seriales viene de que, cuando se emitían por radio, tenían patronicios de industrias cosméticas. Y, sí, la comedia setentera "Soap", que tomaba como título para hacer una parodia la forma corta de la expresión –que se tradujo muy acertadamente como "Enredo"— presentaba burbujas en las carátulas.

Pero el enjabonarse aquí poco tiene que ver con el film de Christensen. Se podría hacer una interpretación muy rebuscada por aquello de que Veronica sale en el cartel con espuma de afeitar en las piernas y Charlotte tiene un salón de belleza, pero sería muy rebuscado. Y, aunque hubiese algo de eso, está claro que lo principal es la cuestión folletinesca, no la higiénica.

No sé si se trata de un intento torpe de reflejar un teórico doble sentido que no estoy muy segura de que exista en el original o si es culpa del desconocimiento por parte de quien toma las decisiones en la distribuidora de la expresión "soap opera", aunque lo segundo me resulta difícil de creer. Es bastante probable que el paréntesis lo haya añadido alguien deprisa y corriendo, sin pararse a pensar ni lo que estaba haciendo porque ni en el único cine donde la proyectan utilizan el subtítulo. Pero puestos a no traducir utilizando una de las numerosas posibilidades que ofrece nuestro idioma (la telenovela, el serial, el folletín, el culebrón, etc…) y a aclarar un título extranjero en un burdo paréntesis, al menos que se mantenga el original, que no es tan diferente del inglés.