¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

13 de septiembre de 2008

Huyan de Madrid: llega La noche en blanco

Casi todo el mundo estará de acuerdo en que lo que se hace de noche suele ser más divertido que lo que se hace de día. Sin embargo, algún iluminao, probablemente de un país nórdico, ha inventado un concepto bastante absurdo: La noche en blanco, una noche en la que nos invitan a que hagamos esas cosas que no haríamos de día ni aunque nos sobrasen horas y horas: ir a museos, visitar exposiciones, escuchar música que no nos dice nada o ver juegos aztecas…

Probablemente la idea surgió para aportar a la población eso que se llama "alternativas de ocio", es decir, para que se beba menos. No sé si en otros países es ése el resultado o si en sitios donde no se sale mucho ha venido bien para animar a los muermos, pero aquí, por un lado, no hacía falta que nadie nos animase para que saliésemos de noche. Por otro, no se ha conseguido eso de "haga otra cosa que no sea irse de copas o de cañas". Las actividades alternativas que se llevan a cabo en La noche en blanco, por supuesto, se llevan a cabo además de tomarse algo. Me imagino que es una de las noches en las que los establecimientos hacen mejor caja. En lugar de que se beba menos, se bebe más que nunca. La noche en blanco, por lo tanto, es un día borracho.

Si lo que se quiere es vivir esa noche como cualquier otra, hasta para eso es la peor de todas. Las calles están atestadas de gente y no se puede ni andar, los bares y restaurantes están tan llenos que cenar o tomarse algo es ciencia ficción. Y si te quieres ir a dormir a una hora medianamente normal, hay que aguantar, ya que toda la ciudad está en pie. Más o menos como en Nochevieja. Ya hay muchas personas que prefieren pasar el último día del año como un día más y seguro que pronto ocurrirá lo mismo con La noche en blanco.