¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

8 de septiembre de 2008

Me faltaba por contar el resto del verano


Cuánto cambian las cosas según cómo las enfoques. El lugar de vacaciones al que llevo yendo una cantidad de años que probablemente superará la edad de algunos de vosotros se me antojaba el colmo del aburrimiento y de la desesperación cuando pasaba varias semanas de estío con mis padres superprotectores y con mi hermana. Y hoy en día, ese sitio es una perfecta opción para pasar las vacaciones con una compañía diferente.

Antes de la estancia en un apartamento parisino que os relaté, mi santo y yo estuvimos en esta isla mediterránea a la que ahora sí sabemos encontrarle interés. Si alguien te dice que va a la playa, te parecerá lo más aburrido del mundo, pero si a lo que nosotros hacíamos le buscamos un término inglés, ya la cosa parece cool y hasta de turismo activo: snorkeling. Os sonará a aquellos dibujos animados de colores con trompetas en la cabeza. Algo así: con gafas y tubo, se bucea sin sumergirse mucho, pero observando peces, rocas, arrecifes coralinos… y vigilando que no haya medusas cerca. Entre chapuzón y chapuzón, te puedes tumbar un rato a leer al sol. Cada día descubríamos un lugar diferente y la verdad es que no tuvimos tiempo para aburrirnos.