¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

21 de octubre de 2008

Don't Make Waves under the boat that rocked

El título de la película Don't Make Waves, de Alexander Mackendrick se tradujo al español por No hagan olas.

El significado de la expresión "to make waves" es "causar problemas", "poner dificultades".

A mí no me suena en absoluto que la traducción literal, "hacer olas" sea una expresión que utilicemos nuestro idioma con el mismo significado que en inglés, "crear problemas". Sin embargo, en varios documentos, sobre todo de contenido político, de países latinoamericanos aparece. Probablemente será porque se ha tomado del inglés, como tantas otras expresiones de política (ya hablamos de "agenda" en otra ocasión).

Hay una explicación que dice que "hace olas" tiene el sentido de "calumniar" o de "provocar daño a un tercero y en lo posible desestabilizarlo a través de malos comentarios", aunque en otras fuentes niegan este último significado y se quedan sólo con el idéntico al del inglés.

La película de Mackendrick tuvo una mala traducción. Al ser un film del año 1967 se me ocurre que esta traducción de título sea incluso la causante de la propagación de la expresión en nuestro idioma.

Como ya dije justo en el post anterior, el hecho de que la frase hecha del título funcione como juego de palabras, hace que literalmente también se pueda aplicar –la película transcurre en una playa— y por ello, el contexto no ayuda a los traductores a dar con su error. Por otro lado, si alguien emplease la frase metafóricamente, es probable que no hubiese dificultad para entender el significado de "desestabilizar" y eso aporta otro motivo para argumentar que la traducción no era tan mala, pero sigo pensando que es otro caso de traslación demasiado literal.

Existe otra expresión que tiene el mismo significado en una de sus acepciones. Y no es de extrañar porque la acción es muy similar: "to rock the boat" (literalmente "balancear el barco").

En este caso, la forma de causar problemas sería más específica, ya que siempre vendría de un individuo que se suma a un grupo que ya está en una situación. "Desequilibrar" sería otra manera de traducirlo.

En la otra de sus acepciones, la expresión "to rock the boat" significa "tentar la suerte".

De ahí colegimos que el título de la película dirigida por Richard Curtis y protagonizada por Kenneth Branagh, Philip Seymour Hoffman, Bill Nighy y Rhys Ifans, The Boat That Rocked implicará una situación en la que se ha corrido un riesgo y, suponemos, los resultados han sido negativos. O bien una situación en la que ya había un grupo de personas presentes y ha llegado una última que lo ha desequilibrado todo.

Pero también tiene su juego de palabras con la literalidad, ya que la película habla de las emisoras pirata que había en Reino Unido durante los años '60, que emitían rock desde un pantalán anclado lejos de las costas. En lo que se consideró la mejor era de esta música en Inglaterra, la BBC sólo emitía dos horas de rock semanales. Claro, la palabra "rock" también tiene aquí el doble sentido de "mecer" y de la música que se emitía por esa radio.

En este caso, aún no hay traducción, pero esperaremos a ver qué es lo que hacen. Apuesto a que su solución será inventar un título que diga algo no relacionado con lo que dice el original.