¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

21 de octubre de 2008

Por vosotros: los vagos

No os lo toméis a mal: ya sé que no escribir en los blogs no es síntoma de vagancia, sino probablemente de tener muchas otras ocupaciones más interesantes. Pero todos aquellos de vosotros que tenéis un blog y lo actualizáis de uvas a brevas (también yo he pasado por épocas en las que no se me ocurría nada) antes me "obligabais" a una práctica tediosa y que invitaba muchas veces a desistir: consistía en abrir el susodicho cuaderno de bitácora para comprobar si había algo nuevo y encontrar el mismo titular de siempre.

En su momento ya os pregunté si había alguna solución y me la disteis: el Google Reader.

Me ha dado tan buen resultado que ahora lo recomiendo. El efecto es como abrir un correo electrónico en el que en lugar de mensajes están los titulares de los posts.

Ya sé que tenía la alternativa de suscribirme a los blogs que me gustasen. Pero recibir en el correo las actualizaciones no era la solución para mí porque lo más probable sería que me llegasen en un momento en el que estuviese ocupada, pues yo trabajo con la bandeja del correo a mano y constantemente sé si ha llegado algo nuevo. Con el Google Reader lo que sé es que, cuando quiera dedicar un rato libre a visitar blogs, lo tendré muy fácil para saber dónde hay novedades.

¿Cuáles son los efectos de ver así las páginas de otras personas? Que quien actualiza mucho siempre está presente y, aunque no leas en profundidad todo lo que publica, te enteras al menos de todos los titulares que saca. Pero también tiene el efecto de que te olvidas de que existían los blogs de quienes publican muy poco. Antes a lo mejor los tenías en una lista de blogs o en favoritos/marcadores y de vez en cuando los abrías. Ahora ya sabes que no es necesario molestarse.

Desde que se ha añadido la opción de que te lleguen a tu correo las respuestas a los comentarios que puedas dejar, la comodidad es aún mayor, pues no tienes que estar abriendo una entrada en la que comentaste un día para saber si alguien te ha contestado. Lo único malo de esto es que también recibes todo lo que se conteste a todos los demás. Quizá la opción que deberían dar es que quien ponga el comentario elija si se le envía al email de alguno de los comentaristas previos.

Sé que todavía hay muchas personas que no utilizan este tipo de lectores de blogs. Quizá con su modo de trabajo no les hace falta, pero quien crea que le puede venir bien, que lo pruebe porque sé que muchas veces si no se usa es porque no se conoce.