¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

10 de noviembre de 2008

Las ges y las jotas

Jordi Hurtado es un hombre que pronuncia prácticamente todo de maravilla, que pone un inmenso entusiasmo en todo lo que presenta, al que da gusto oír. Sólo alguna vez he escuchado de sus labios algún tipo de defecto, como "dijistes" y, viniendo de él me ha rechinado en los oídos mucho más que si viniese de cualquier otra persona por su impecable dicción habitual.

Hay una palabra, sin embargo, que se empeña en pronunciar mal programa tras programa. En este blog no hablamos de las malas pronunciaciones a secas de nuestro idioma, eso daría pie a mucho más –ciñéndonos a la ge y la jota para no ir más lejos, este fin de semana he asistido a una boda en la que el oficiante decía "cónyugues", motivo suficiente para tampoco casarse por el juzgado—, sino de todo lo que ocurre por culpa de traducciones y de la influencia de otros idiomas. Y creo que en este caso el problema llega por ahí.

La palabra de la que hablo es "giga", que Proviene del griego γίγας, que significa gigante.

Como veis, por su grafía, sólo existe una posible forma de pronunciar la primera sílaba, con ge dura, como si fuese una jota. Sin embargo, Jordi Hurtado dice "yiga" y no es la única persona a la que le he escuchado esta pronunciación. Una amiga mía mejicana lo decía también así, por lo que me imagino que en México es la forma de pronunciarla.

Podríamos pensar que esta pronunciación incorrecta es debida a la influencia del idioma inglés. Lo paradójico es que en inglés tampoco se pronuncia con este tipo de "g", sino con la "g" suave que se correspondería a nuestro "gui". La palabra "giga" en inglés se escribe "gig" y se pronuncia "guig", como las actuaciones de una gira musical.
Es cierto que "gigante" en inglés, "giant" sí que se pronuncia con un sonido similar al de nuestra "y" al inicio de sílaba. Pero no "gig". Está aceptada la pronunciación con la ge que suena a nuestra "y", como en "gigantic", pero en la palabra completa, "gigabyte". Además, esta pronunciación es la menos habitual. O sea que ni como influencia del inglés se podría comprender la pronunciación de Jordi. E incluso si fuese por influencia del inglés, seguiría siendo incorrecta.

La jota también nos da problemas a la hora de pronunciarla. Sabemos que para cualquier extranjero que aprenda español es de lo más difícil de decir. Pero eso no está tan relacionado con este blog como lo contrario: cómo pronunciamos desde aquí las jotas extranjeras.

En los doblajes de películas –que se hacen en su inmensa mayoría en Barcelona— se suelen pronunciar los nombres anglosajones que comienzan por "J" con el sonido de la "j" catalana, es decir, el de Jordi o Jaume. Pero ese sonido no se parece en nada al del idioma inglés, si acaso, al que se asemeja es al del francés, Jacques, Jules, etc…
Muchas veces no sabemos si se dirigen a un Jack o a un Zach, a un Sean o a un John, etc... La jota catalana es mucho más silbada, más dental, más similar al sonido "sh" que al de la "j" inglesa. En catalán probablemente encontrarían un fonema más adecuado para copiar su sonido y acercarse a la pronunciación angloparlante, la "i", como por ejemplo en "io". Esa "i" se pronuncia más o menos como la pronunciamos en castellano, sin llegar a hacer el sonido de la "y" de "yo". Sin ser del todo lo más parecido a la jota de nombres como Jason o Joshua, se acercaría más.