¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

19 de enero de 2009

Cómo hablan nuestro idioma los extranjeros

Estamos acostumbrados a ver en las películas personajes que no hablan el idioma correctamente porque son extranjeros (cuando digo "nuestro idioma", obviamente me refiero al idioma original del film, que en los doblajes se suele traducir con esa socorrida frase). Algunos de ellos, tengan o no acento*, se considera que dominan perfectamente la lengua que corresponda porque la han aprendido a conciencia en su lugar de origen o porque residen desde hace un tiempo en el país donde se habla ese idioma.

Con quienes me quiero quedar en este caso no es con ellos, sino con los que se supone, según guión, que aún están aprendiéndolo y no lo hablan bien todavía. En estos casos lo normal es que el actor o actriz que interpreta a dicho personaje tenga acento porque sea de verdad de otra nacionalidad o lo ponga –ya sea imitando otro o exagerando el suyo propio—. Hasta ahí todo bien.

Lo sorprendente es que estas personas que hablan, en teoría, muy mal el idioma, son capaces de hacer construcciones gramaticales que sólo dominaría alguien con un gran conocimiento. Podría darse el caso de que exista una construcción similar en el idioma original del personaje, pero muchísimas veces he visto que se produce esto en casos en los que no existen tales calcos. Personajes con poco dominio de los idiomas deberían caer constantemente en errores típicos que encontramos en las traducciones, como construcciones literales sin sentido, falsos amigos y demás.

Es gracioso encontrar que en algunas ocasiones los guionistas (no estoy hablando, por una vez, ni de doblajes ni de traducciones, sino de la escritura de los diálogos en su versión original) sí que tienen presente esto y tratan de colocarles a esos personajes frases mal dichas: eliminan artículos o preposiciones, ponen mal los tiempos verbales, etc… Es decir, les hacen fallar en las cosas más básicas o simples. Sin embargo, como probablemente los guionistas no conocen los idiomas originales de esos personajes, nunca les ponen que fallen en aquellas cosas en las que nos equivocamos casi todos los que tratamos de hablar lenguas extranjeras. Así que tan pronto hablan "como los indios" (como se decía antes), como demuestran un dominio que ya quisiéramos otros.

¿Cuál sería la solución? En algunos casos no habría ninguna dificultad pues, si el intérprete es de verdad extranjero, puede aportar perfectamente ideas sobre cómo habría dicho eso cuando aún estaba aprendiendo o cómo lo dicen sus compatriotas menos versados. Si no se tiene a mano esa ayuda, probablemente el/la guionista podría investigar un poco, hacer unas cuantas preguntas, aprender algo del idima para ver las diferencias. Y, si no, una persona que hable la lengua materna del personaje vendría bien para realizar una revisión general a todas esas frases.

Muchas veces no se tratará únicamente de despiste o de que no se haya sabido hacer. Estoy segura de que otra de las razones radica en que lo primordial para los creadores es que las frases resulten comprensibles. Por lo tanto, se escribe lo que los espectadores esperan oír y lo que pueda sonarles bien. Especialmente si hablamos de espectadores anglosajones, es muy probable que no estén acostumbrados a oír idiomas extranjeros y el simple hecho de que una construcción gramatical esté desordenada sea suficiente para que no comprendan la frase. Pero incluso con esta idea, si bien se podría hacer que nunca se dijese nada muy enrevesado, sí se podría optar por la simplificación y por darles a los personajes frases que cualquier principiante pueda construir.

Estoy de acuerdo en que habrá personas que aprendan el idioma directamente en el país y que sepan mucho de construcciones coloquiales y de argot juvenil o delincuente sin tener un completo dominio del vocabulario o de frases más o menos cultas. Pero no es a eso a lo que me refiero.

Los ejemplos pueden ser centenares, por supuesto. Saco a colación el último que he visto. Se trata de la película Transporter 3. En ella, hay un personaje que es ucraniano. En determinados momentos su inglés es tan malo que dice frases como "You're the gay!" o "I'm in car with man I don't know". Sin embargo, instantes después, es capaz de soltar un discurso donde se incluye la construcción "just this once". Alguien extranjero y que no sabe decir "you are gay", en ese caso diría "just this time" o "just now" o algo similar. Es obvio que esta película en concreto no brilla por sus diálogos, que son malos en muchos más sentidos que éste. Pero en films más cuidados en este sentido ocurre lo mismo con el dominio del idioma de los personajes extranjeros.

* Véase también en Switch Off and Let's Go:

Sobre los acentos

Sobre los acentos (II parte).