¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

16 de enero de 2009

"Navy Investigación Criminal"

El mítico creador televisivo Donald P. Bellisario nos ofrece, desde el año 2003, la serie "Navy NCIS: Naval Criminal Investigative Service", protagonizada por Mark Harmon.

Como se puede entender sin mucha dificultad, a lo que hace referencia el título de esta serie es a la policía científica de la Armada, es decir, como el CSI dentro de este cuerpo militar.

Sin embargo, el título español es un híbrido curioso que me hace pensar que quienes se lo dieron no comprendieron exactamente el contexto en el que se desarrollaban estas investigaciones. En España se titula "Navy Investigación Criminal". Puede que a otras personas sí les remita a lo que de verdad quiere decir, pero cuando yo escucho este título me parece que Navy fuese por un lado y la Investigación por otro, como un subtítulo o una explicación. De hecho, hasta que vi unos minutos de uno de los dos capítulos, no lo llegué a comprender.

Cierto que gracias a la canción "In the Navy" de Village People, no será raro que casi cualquier persona sepa que "the Navy" es la Armada. Se puede aceptar también (aunque con muchos reparos) que este cuerpo de soldados se haya dejado sin traducir como si se tratase de un nombre propio. Pero incluso con eso, el título me parece confuso. Creo que se debería haber titulado "Investigación Criminal de la Armada" o incluso algo más similar al original: "Investigación Criminal Naval", aunque este último título tiene el feo problema de caer en una rima no intencionada.

En el caso de "CSI", serie de la que probablemente quisieron aprovechar el tirón cuando crearon "NCIS", la traducción del título no ha existido, sino que las siglas se han mantenido en el orden en el que se escriben en inglés. La diferencia está en que aquí lo pronunciamos "Ce Ese I" –en España somos así con las siglas, nunca diríamos, por ejemplo "Iu Tu", como en otros países de habla no inglesa, sino "U Dos"—. La solución de dejarlo tal cual me parece algo más honesta y menos absurda que la de la traducción a medias, pero claro, "Ene Ce I Ese" sería muy largo y se confundiría con la de Jerry Bruckheimer. (En la carátula francesa de la fotografía, vemos que no lo han traducido).