¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

18 de febrero de 2009

Vals con Bashir ¿o sería con Bachir?

Habíamos comentado que la cuestión de las transcripciones de idiomas con otros alfabetos puede dar problemas. Hoy en día, cuando las lenguas se mezclan, gracias a los medios de comunicación, el que cada idioma adopte una trascripción diferente de los nombres propios y comunes, no funciona bien. Pero tampoco podemos sumarnos a las que hacen idiomas con otras normas de pronunciación, pues en cada país estaríamos nombrando a esas personas o cosas de una forma diferente. De hecho, la transcripción se ideó precisamente para que la pronunciación se mantuviese al pasar de una forma de escritura a otra.

Tenemos el caso de la película israelí Vals con Bashir, una de las candidatas al Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Como título original de este film, que se estrena este viernes, se acetpa tanto Vals im Bashir, como Vals avec Bashir, ya que Francia es uno de los países coproductores, como ocurre con casi cualquier film africano.

El título hace alusión al presidente electo de Líbano, Bachir Gemayel, que fue asesinado a los nueve días de subir al poder. En España conocíamos a este político como Bachir, ya que la grafía "sh" no se suele emplear en nuestro idioma. Sin embargo, cuando el título de la película se ha traducido y se ha cambiado ese "im" o "avec" por "con", el nombre de pila ha permanecido igual. Si se debe a un desconocimiento acerca de este líder carismático de la falange libanesa o a la intención de que el título sea lo más parecido posible al original para no ofrecer confusión, no lo sé.

Podría ocurrir que los medios, si hablasen de él hoy en día, cambiasen también su forma de escribirlo, como ocurrió con trascripciones de otras figuras de la política internacional. Si fuese así, la traducción de la película habría dado en el clavo, sumándose a esa tendencia, pero no podremos saberlo, ya que Gemayel falleció en 1982.