¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

7 de mayo de 2009

Reflexiones sobre la percepción de la obra de arte

Hasta ahora me estaba preguntando por qué se considera más intelectual lo superficial que lo profundo, es decir: lo meramente estético que el contenido. Si intelectual hace referencia al intelecto, es decir, al cerebro, lo que debería corresponder a sus funciones es lo que nos hace pensar o lo que requiere un esfuerzo para ser comprendido. Pero no lo que es puro exterior que, como mucho, nos hace sentir. Y, sin embargo, la forma de pensar común parece querer indicar lo contrario.

Pero ahora tengo una reflexión más sobre este tema. Y es que he llegado a la conclusión de que el gusto por una creación minoritaria por lo incomprensible no se basa en una preparación cultural mayor ni en una especialización de las opiniones, sino que viene determinada por la forma de ser.

Y al contrario. Es decir: si a mí me gusta comprender las cosas que veo y si le busco explicación hasta al último detalle de lo que aparece ahí y si me quedo intranquila si ha quedado algún cabo suelto (no una cuestión abierta para que el espectador responda, sino algo inconcluso de verdad) no es porque tenga unos gustos más comerciales, sino por una forma de ser que lo quiere controlar todo.

Al igual que en mi vida cotidiana necesito saber de forma ordenada cómo van a ocurrir las cosas y disfruto organizando no sólo mi tiempo, sino también en ocasiones el de los demás… o sea, si soy un poco "control freak", también eso se aplica al visionado de obras audiovisuales. Al igual que en cuestiones que encuentro en la realidad, necesito obtener respuestas ante todo y buscarle una lógica más allá de lo aplastante a todo, en la ficción que me llega me tengo que aferrar a una comprensión similar.

Quien disfrute con lo no narrativo, que empezaría, por poner un ejemplo, en David Lynch y que iría hasta mucho más allá, será que tiene una mente que acepta mejor el caos o la incertidumbre.