¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

10 de junio de 2009

¿Hacemos una porno supercañera, tío?

En las próximas semanas se van a estrenar algunas películas cuyas traducciones de títulos quizá den que hablar o puedan ser curiosas para comentar aquí.

La primera será Te quiero, tío, título que viene de I Love You, Man. La traducción es perfecta y, si la saco a colación, es precisamente para señalar eso porque muchas veces la palabra "man", empleada en plan coloquial, se traduce por "hombre", cuando el equivalente en España es "tío".

A pesar de lo bien traducido que está, algo sí se ha perdido en el camino. La película va de un hombre que, días antes de su boda, decide que debe encontrar a un buen amigo para que haga de su padrino. En inglés, la figura similar a la del padrino (no es lo mismo porque allí es un amigo y aquí suele ser un familiar de mayor edad), es el "best man". Esto ofrece la opción de jugar con que ese amigo que ejerce de padrino es su mejor colega, etc… Cosa que en español no se puede hacer.

Zack and Miri Make A Porno se ha reducido sabiamente a ¿Hacemos una porno? La curiosidad en este caso sería distinguir cómo en inglés utilizan dos apócopes de "pornography" diferentes: "porn" vale para lo que nosotros llamamos "porno", o sea, para el adjetivo. Mientras "porno" completo, para ellos es el sustantivo, e incluye el concepto de película. Es decir, tendrían "a porn movie" o "a porno", como sinónimos.

Aunque parezca mentira, LOL no es un título de una película rodada en inglés que no se haya traducido, sino que es el título de una película francesa que está en inglés en el original. Esto demuestra lo que decía en el post anterior: que nos hemos saltado todos los pasos y sabemos cosas del idioma británico sin saber bien de dónde vienen. Y, lo que comentaba alguien: que no es una tendencia propia de nuestro país, sino de todas partes. Las siglas típicas de mensajes de chat LOL se emplean ya como si fuesen parte de nuestro idoma, al igual que los emoticonos, y es probable que haya quien no sepa que provienen de "Laughing Out Loud", o sea, "partiéndose de risa". Al tratarse de un film adolescente (sería como el Mentiras y gordas francés), este empleo de terminología absurda hasta puede considerarse válido.

Supercañeras es uno de esos títulos controvertidos. Se suele considerar que las distribuidoras hacen muy mal en ponérselos y que, con el original, la película funcionaría igual. Pero estoy segura de que el título St. Trinian's no diría nada a nadie. El añadido del subtítulo larguísimo: "el internado puede ser una fiesta", sí me parece menos acertado. El prefijo "super" obviamente se ha utilizado para tratar de seguir el éxito de Supersalidos, otro título que dio que hablar.

Por último, llegamos a algo que no es una traducción, pero que algunos quizá necesiten que se les defina: Pagafantas. Esta palabra inventada se refiere a aquellos chicos que son amigos de las tías más buenas, pero sin poder aspirar a nada más que la amistad. Se ha creado como algo masculino, pero yo sostengo que existen muchas pagafantas mujeres.