¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

1 de julio de 2009

Los cargos laborales en inglés

Ya se han hecho muchas bromas o comentarios sobre la manía reciente –más acusada en las multinacionales— de darle un nombre extranjero al cargo para el que se busca a una persona.

Está claro que, en gran parte, esto está motivado por la intención de hacer que suene bien algo que en realidad no significa casi nada. Sin llegar a cambiar de lengua, es igual de habitual que se inventen con mucha desfachatez eufemismos para la titularidad de los cargos. Pero está claro que el enmascaramiento se logra mejor si se utiliza un idioma extranjero.

Me imagino que en aquellas áreas en las que se ha implantado ya esta terminología gilipollética en el día a día, como son la economía, el márketing, etc… obviamente se cae más en este despropósito.

Muchas veces se deberá no sólo a que quieran disimular sobre las verdaderas funciones del futuro empleado, sino a que ni ellos sepan lo que va a hacer. Se aplicaría aquí el síndrome Chandler de "nadie sabe en qué consiste mi trabajo". ¿O acaso alguien sabe lo que hace, por ejemplo, un consultor? ¿Alguien sabe a quién consulta o sobre qué les consulta? O mejor: si yo consulto mucho el diccionario, ¿soy una consultora?

Quienes publican estos anuncios de trabajo probablemente se escuden tras una excusa: "la persona que buscamos para este puesto tiene que saber inglés, por lo que, si no entiende siquiera el titular del anuncio de trabajo…" Sin embargo, esto no me vale porque una cosa es saber inglés y otra muy distinta es entender a qué se refieren esas descripciones tan marcianas. Leyendo sólo el titular, no sabes si es lo que estás buscando, pero si te detienes en la letra pequeña, te quedas igual.

Me imagino que, en definitiva, dominar esto es como dominar cualquier otro lenguaje o aprender cualquier otra habilidad. Si los de la empresa quieren a alguien que, como ellos, esté acostumbrado a hablar de esa manera, lo que hacen es como poner el anuncio en clave, pues así se aseguran de que encontrarán a una persona similar. Además, esto mueve dinero porque hay libros, clases, charlas… sobre cómo buscar y solicitar estos trabajos, sobre cómo escribir un currículo que suene igual de estúpido, etc…