¿Sobre qué tema quieres leer? Tenemos (casi) de todo

Todavía hay más temas... busca aquí el que te interesa

22 de enero de 2014

Tú y usted



Existe un gran batiburrillo en el uso del tú y el usted. Hemos llegado a una situación en la que es difícil saber cuál de los dos resulta más irrespetuoso o más insultante.

Ante la imposibilidad de encontrar una solución, supongo que inconscientemente, mucha gente ha llegado a la respuesta intermedia que es intercalar ambos tratos en una mezcla absurda.

Por ejemplo, la conversación siguiente se produjo no hace mucho entre una interlocutora y yo, sin que se intecambiasen entre medias más frases de las que aquí reseño:

-Pues ahora te llamo y te confirmo.
-Muchas gracias.
-A usted.

Muchas personas se han sentido molestas más a menudo por que las tratasen de usted que de tú, cuando en teoría el tratamiento despectivo o falto de respeto era el último. Y es que parece que la edad nos preocupa más que casi cualquier otro aspecto que creamos que los demás perciben en nosotros. 



Recuerdo que hace unos meses las vecinas de abajo, estudiantes que comparten piso, subieron a disculparse por la fiesta que iban a celebrar. Y todavía más que la perspectiva de pasar una noche sin pegar ojo me molestó su amable preocupación en términos de usted.  

Sin embargo, un trato de tú único tampoco nos contenta, pues en ocasiones sí denota una falta de consideración o un menosprecio.

En general, lo que queremos es que la gente mayor que nosotros nos hable de usted porque eso demostraría respeto, y que la gente menor nos hable de tú, porque parecería que nos ven como a un igual. Por desgracias, suele ocurrir exactamente al revés.